«

»

Ene 13

Lavarse los dientes


Es importante saber realizar un correcto cepillado de dientes. Es un hábito de higiene que nos va a proteger de problemas en nuestra boca y que se debe empezar a educar desde pequeños.

Se debe cepillar los dientes siempre tras cada comida y también antes de acostarse.

Divide la boca en cuatro cuadrantes, realizando una cruz imaginaria, para evitar olvidarte de alguna zona.

Aplica una pequeña cantidad de dentífrico en el cepillo, no coloques demasiada porque puede provocar un exceso molesto de espuma dentro de la boca.

Empieza por la parte de arriba, por el primer cuadrante, cepillando la cara externa de los dientes, cepillando de arriba a abajo, colocando el cepillo perpendicular a los dientes y ligeramente inclinado hacia la encía, girando ligeramente el cepillo hacia abajo limpiaremos diente a diente, repitiendo el movimiento varias veces. Siempre desde la encía al diente, nunca al revés.

Una vez cepilladas las caras externas, cepillamos las caras internas de los dientes haciendo lo mismo.

Acabamos cepillando la parte del diente con la que masticamos, cepillando adelante y hacia atrás.

Repetimos el mismo proceso con el cuadrante superior que nos falta.

Seguimos con la parte inferior de la boca, también dividida en dos partes.

Cepillamos la cara externa de los dientes, colocando el cepillo perpendicular al diente, ligeramente inclinado hacia la encía. Cepillaremos con un movimiento ascendente, girando el cepillo, siempre desde la encía al diente.

Cepillaremos las caras internas de los dientes de la misma manera y las parte del diente que usamos para masticar la cepillaremos con movimientos horizontales.

Acabamos cepillando el otro lado de la parte inferior de la boca de la misma forma.

Termina cepillando la lengua, saca la lengua, coloca el cepillo perpendicularmente en la parte posterior y arrastra hacia la punta, siempre de atrás hacia delante.

La seda dental y los enjuagues bucales son complementarios a la higiene y sirven para ayudar a eliminar la placa dental que se encuentra entre los dientes.

El enjuague bucal no deben usarlo los niños menores de seis años y hasta los 12 años deben usarlo delante de adultos para evitar que lo traguen. El hilo dental se puede incorporar a partir de los ocho años.

Recuerda que el cepillo debe estar limpio y en buen estado, debes cambiarlo cada dos o tres meses.

Se aconseja realizar una limpieza de dientes en tu dentista una vez al año.

Una boca sana es símbolo de una buena salud.

Consejo de dentistas. De la Organización Colegial de Dentistas de España.

Estudio Vitaldent de la higiene bucodental en España 

“Qué ganas tenía de poder colaborar con una gran persona, ella es Rosa… recuerdo cuando la conocí, fue como un subidón de adrenalina. Es esa clase de personas que pueden levantar el ánimo de cualquiera y así fue… GRACIAS por motivarme y sin saberlo te aseguro que me ayudaste mucho.  En cuanto le propuse el tema no dudo ni un segundo y a través de otra pieza clave en mi día a día Olga le mande los dos muñecos que me prestaron en el centro de salud donde estaba trabajando, gracias Isabel*… Y AQUÍ está el resultado. GRACIAS por la dedicación y por creer que algo debe cambiar…”

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>